jueves, 24 de diciembre de 2015

La historia de futbol que te robará una sonrisa.



Seguramente estas en la fiesta de navidad sentado en el sillon de tu reunion familiar sin nada que hacer.
Precisamente para este momento en el que piensas que todos están divirtiéndose de lo lindo y tu solamente esperas en la sala, te traigo una historia futbolera que créeme, te encantará.


Aquí va:


Corría el año del 2000 en un municipio de Nuevo León al norte de Monterrey. Un joven de 11 años apasionado en jugar al futbol, luchaba arduamente en la liga municipal de futbol rápido de su localidad en la categoría de los nacidos en 1989. 

La razón por la cual este jóven se esforzaba en sobresalir con su equipo, era porque se había anunciado que se seleccionarían a los mejores jugadores de dicha categoría para conformar una selección de aquella localidad para participar en la Copa Pepsi del 2001 en Monterrey NL.

Se llegó el día en el que anunciarían a los jugadores que conformarían aquella selección rural. El joven fue seleccionado.

Un total de 15 jovenes conformaron aquella selección. Ahora el reto era prepararse para la competición que en un año se llevaría a cabo.

La preparación consistió en tener de 2 a 3 entrenamientos por semana en la cancha de futbol rapido donde los chicos jugaban semanalmente con sus respectivos equipos.

En la selección había jóvenes sumamente talentosos, con buena técnica, velocidad y condición física.

El entrenador de la selección sabía que estos jovenes eran muy buenos en su categoría (1989), por lo cual decidió poner a prueba a estos talentos a un mayor nivel. Por lo cual el entrenador decidió inscribir a este equipo clase 89 a la liga del mismo municipio pero en la categoría 1987-1988 es decir los jovenes competirían con jovenes 1 y 2 años mayores que ellos.

La liga comenzó y los jovenes 89 fueron dando batalla a los jovenes de mayor edad, sin embargo al finalizar el torneo terminaron en 7mo lugar de 15 equipos, nada mal para estos chicos clase 89 que como todos sabemos en estas edades 1 o 2 años de diferencia, el desarrollo físico es muy grande.

La idea era que la selección de estos chicos se "foguearan" con jovenes mayores en edad y en desarrollo físico, todo como parte de la preparación ante el torneo que se acercaba (Copa Pepsi 2001).

El día D

Se llego la hora de comenzar la Copa Pepsi 2001. La selección de estos chicos representando a su municipio quedó alojada en uno de los tantos grupos que conformaban el torneo. Los equipos con los cuales compartían grupo eran 5 equipos (3 escuelas publicas y 2 colegios particulares).

Un camión de la presidencia del municipio de estos chicos era el que los transportaría a la ciudad de Monterrey NL al tan ansiado torneo. Algunos familiares eran los que acompañaban al equipo a los partidos.

Se llego el silbatazo del primer partido de estos jovenes ante un escuela publica de San Nicolas de los Garza NL. Los jovenes de esta historia aplastaron a la escuela nicolaíta, con un contundente 8 a 0.

Para no hacer larga la historia, cabe decir que en la fase de grupo, estos jovenes aplastaron a los 5 equipos que les pusieron en el grupo, avanzaron a 8vos de final sin ningún problema.

Cabe señalar que en el futbol rapido en esta edad (de 12 años para abajo) se juega con 7 jugadores en cancha.
El joven del que hablábamos al principio no era titular en la selección, entraba de recambio, se desempeñaba como mediocampista y su labor era de recuperación y apoyar en ofensiva, algo así como un "Box to box" en el futbol profesional.

Se llegó el día de los octavos de final. El rival, era una escuela de Santa Catarina NL, de quien se hablaba que no había perdido en la fase de grupos. El partido fue duro, pero los muchachos de esta historia salieron adelante con un 6 a 4.

La selección de estos muchachos ya estaba instalada en los 4tos de final de la Copa Pepsi 2001 zona Nuevo León. El próximo rival era de cuidado, era una escuela particular llamado "Colegio Liceo" de Monterrey NL. 

Se llego la hora del partido, los jovenes rivales lucían altos, fuertes, se apreciaban muy preparados físicamente, con mirada desafiante y con plena confianza. Inició el encuentro, la selección 89 también estaba preparada, había tenido rivales físicamente mas fuertes que ellos como en ese año de preparación en el torneo local con los jugadores clase 87-88.
El partido fue sumamente disputado pero los jovenes rurales salieron ganones con un reñido resultado de 7 por 5.

La preparación de estos chicos estaba dando resultados. Faltaban 2 partidos para llegar al objetivo que era ser campeones de la Copa Pepsi 2001( Nuevo León) e ir al nacional del mismo certamen representando al estado.

Se venía la semifinal y el rival era una escuela publica de Monterrey llamada "Luis Tijerina Almaguer". El entrenador de lo jovenes clase 89 les mencionó que dicha escuela tenía un entrenador que era un ex jugador profesional brasileño quien había militado en varios equipos del futbol mexicano etrre los cuales estaba el América. 
Les mencionó a sus dirigidos que ese ex jugador brasileño era un tal "Zizinho". Pero el chisme no terminaba ahí, faltaba lo mas importante.

El entrenador de los clase 89 mencionó que en este próximo equipo rival jugaban 2 de los hijos del entrenador brasileño. Los había visto jugar en los 4tos de final y mencionaba que eran unos "jugadorazos". Esos 2 chicos de aspecto "brasileño" era un tal Giovani quien era la figura del equipo y el otro chico era el menor en edad que el resto, pero era la otra gran figura de la escuela "Luis Tijerina Almaguer" un tal Jonathan.

Los chicos clase 89 les llamo la atención lo que su entrenador les había platicado y empezaron a llamar a su proximo rival "los brasileños". El rival mas duro, venia en camino.

Se llego el día.

Antes de iniciar el partido, el entrenador de los clase 89 solicitó permiso al entrenador rival "Zizinho", para que cada uno de los chicos clase 89 fueran a saludarlo, el entrenador brasileño accedió y curiosamente cuando los chicos fueron a saludar al ex futbolista, sus 2 hijos: Giovanni y Jonathan estaban con el, por lo cual los jovenes clase 89 saludaron a los 3, sin saber en ese momento lo que el futuro les deparaba a estos 3 personajes.

El partido comenzó. El tal Giovanni volaba en la cancha y hacía que los clase 89 parecieran verdaderos conos de entrenamiento. Jonathan no se quedaba atrás, en cuanto a calidad. Era mas que obvio que el alma de la escuela "Luis Tijerina Almaguer" eran estos dos chicos de aspecto "brasileño". Giovanni era una "bestia" del futbol, técnica impecable, una velocidad sorprendente y un disparo que parecía de jugador profesional. El tipo le pegaba al balón de donde fuera.

Quitando a Giovanni y a Jonathan los demás de ese equipo eran mas terrenales y tenían la calidad similar a los clase 89. Si ese equipo no tuviera a estos 2 futbolistas, el partido hubiera estado muy reñido. Pero como no era así, porque en la realidad si tenian a estos dos jugadorazos. Era notable la masacre futbolistica, todo provocado por los 2 susodichos.

1-0, 2-0, 2-1, 2-2, 3-2, 4-2, 4-3, 4-4, 5-4, 6-4, 6-5, 6-6, 7-6, 7-7, 8-7, 9-7, 10-7, 11-7, 12-7. Fin del partido.

Los clase 89 dieron pelea en el primer tiempo, pero para el segundo tiempo, no aguantaron mas la calidad de la escuela "Luis Tijerina Almaguer" y como mencioné, el marcador final fué un 12-7 favor los regiomontanos.

Los clase 89 lo dieron todo en la cancha, lo dieron todo en el torneo. Quedaba jugar por el 3er lugar, el cual ganaron orgullosamente.

La semifinales habían quedado de la siguiente manera: 

Escuela "Luis Tijerina Almaguer" 12    Clase 89:       7

Colegio Irlandes:  7             Escuela Publica de Monterrey (No recuerdo el nombre): 2

La final sería entre "Los brasileños" contra el prestigioso Colegio Irlandes... Los brasileños le pasaron por arriba sin ningún problema al colegio Irlandes.


Total,que la escuela "Luis Tijerina Almaguer" representó al estado de Nuevo León en el torneo nacional de la Copa Pepsi 2001, finalizando como los flamantes campeones de México.


Posterior a este torneo Giovani y Jonathan terminaron yendo a un torneo en Francia. La Copa Danone. En ese torneo los visores del Club Barcelona los detectaron y los llevaron a sus filas. El resto es historia, ya todos sabemos quienes son Giovanni Dos Santos y Jonathan Dos Santos.


Aquel joven del inicio de esta historia que luchaba por ser seleccionado del equipo representativo de Sabinas Hidalgo N.L. era un servidor.

Espero y te haya gustado esta gran experiencia en donde tuvimos un gran desempeño mis compañeros de equipo y yo, en donde saludamos y jugamos ante 2 grandes futbolistas profesionales de la actualidad.





César Muñoz
Twitter: @CesarMunoz89



0 comentarios:

Publicar un comentario

Translate

Recibe nuestros mas frescos articulos de manera gratuita solo para ti.

Lo mejor del ultimo mes...

Google+ Seguidores

Pages - Menu

Nuestra hemeroteca