martes, 25 de agosto de 2015

La Liga Mx es para delicados.


Hay un nuevo mandamás en la comisión de arbitraje, se llama Hector Gonzalez Iñarritu a quien yo considero que trabajó bien en su anterior puesto como director general de selecciones nacionales. 




Los árbitros mexicanos por muchos años han estado acostumbrando a los jugadores a ser delicados, a ser débiles, a ser quejumbrosos. No es posible que en cada partido todo jugador que cae se marque falta, no es posible que en un cuerpo a cuerpo  se marque falta. Es molesto que cada disputa de balón se marque falta, es tedioso que cada 3 minutos los árbitros estén marcando “faltitas” y que en cada partido haya 7 amonestados como media.

¡No señor!, estamos promoviendo un futbol para jugadores delicados.
Hace poco tiempo se jugó la final de la Copa Libertadores,  River Plate vs Tigres y se ve claramente la diferencia en cuanto a intensidad de juego, los argentinos se comieron a los mexicanos con pura intensidad de juego. En cada disputa de balón los argentinos se comieron vivos a los mexicanos. Y no es porque los mexicanos no puedan jugar con intensidad, es en gran parte por culpa de nuestro arbitraje que no permite el contacto físico y los futbolistas de nuestra liga no están acostumbrados al roce.

Recuerdo cuando el futbolista mexicano Pablo Barrera estaba en su mejor nivel y lo fichó el West Ham inglés. Yo tenía mucha fe en él, sabía que podía volar por esa banda derecha y pintarle la cara a cualquier defensor.
Recuerdo que me despertaba a las 5 am para ver los partidos del West Ham esperando que Barrera hiciera estragos por dicha banda, pero lamentablemente no fue asi. 

Pablo Barrera al mínimo contacto se dejaba caer, le temblaban las piernas cada vez que le llegaban con fuerza o sacaba la pierna en los choques. Oportunidades le dieron, jugo una cantidad importante de partidos como titular, pero en todos ellos era la misma historia.
 A los 6 meses de su llegada, Barrera estaba sentado en la banca del West Ham con oportunidades mínimas.
Y cuál es el causante de estos dos ejemplos ¿?  Yo creo que gran parte es la manera en la que se emplea el arbitraje en México, de una forma en la que se acostumbra al jugador a ser tímido, a evitar el choque, a no meter fuerza y todo esto nos cobra factura en otros países o en torneos internacionales.

Con esto no quiero decir que la fuerza lo es todo en el futbol, pero actualmente si es muy importante en las mejores ligas y los torneos internacionales y el futbol mexicano esta rezagado en ese rubro.

Espero que por el bien del futbol mexicano se revierta esta situación y que con la llegada de Hector Gonzalez Iñarritu se ponga atención en lo antes descrito.

Que haya fuerza, que haya choque y que haya intensidad, todo obviamente de manera legal.  No hay que poner tan baratas las tarjetas amarillas ni las tarjetas rojas.

El acostumbrar al jugador mexicano a ser tímido nos hace daño a nosotros como espectadores y a todo el futbol mexicano en los torneos internacionales.





0 comentarios:

Publicar un comentario

Translate

Recibe nuestros mas frescos articulos de manera gratuita solo para ti.

Lo mejor del ultimo mes...

Google+ Seguidores

Pages - Menu

Nuestra hemeroteca