miércoles, 18 de noviembre de 2015

Fichajes (Lo complicado del futbol).



Las transferencias de clubes son una parte importante tanto para los equipos como para los aficionados. Los clubes deciden qué rumbo futbolístico y mediático van a tomar para la temporada, existen muy buenos jugadores que no caben en todos los equipos, hay jugadores que son muy buenos porque tienen una pareja idónea y si van a otro club no sería igual. 

Para los aficionados, este periodo les sirve como semillero de ilusiones o desastres anunciados antes de iniciar la campaña; si se ficha a alguien caro, se sienten seguros de levantar la copa, pero si se contrata a alguien poco conocido dan el fracaso como seguro.


Se menciona que hay contrataciones que se dan por favores a ciertos representantes o promotores, fichajes que surgen gracias a la amistad de entrenadores con jugadores, de esos dos asuntos yo sé que existen, pero voy a evitar tocarlos en este texto dado que no conozco una situación así a fondo y no me siento capaz de hablar de ello.



Existen clubes que contratan de acuerdo a lo que el entrenador les pide para lograr desarrollar su modelo de juego, hay otras instituciones que adquieren a partir de lo que la afición reclama o, dicho de otra forma, los jugadores que están de moda. Hay quienes fichan sin necesidad, los equipos ricos que contratan porque pueden aunque no lo necesiten, sólo por debilitar a los demás.

Los fichajes, como mencioné antes, siempre son juzgados como buenos o malos desde el momento en que se suscitan, pero creo que hay que verlos más como “necesarios” y “no necesarios”, ¿a qué me refiero con esto?

Un equipo debe contratar de acuerdo a las necesidades del entrenador o las carencias en ciertas zonas que pueda tener dentro de la cancha, así como un fichaje puede ser necesario cuando careces de un suplente para una posición que ya tienes cubierta con un titular. Por ejemplo: en Tigres, Jairo González llegó para ser suplente de Jorge Torres Nilo, porque Ricardo Ferretti no tenía otro lateral izquierdo.

Un fichaje que no es necesario es cuando el equipo adquiere sólo porque fue el goleador del torneo, porque está de moda o porque los aficionados reclaman que se contrate a ese elemento, sin considerar cómo cabría tácticamente dentro del equipo, si sus características se acoplan a lo que busca el entrenador. Al ficharle, quedas bien con la afición e incluso con la prensa, pero puede que sea un lugar ocupado de mala forma, evitando la llegada de un elemento que tenía que ser adquirido por necesidad.

Hace algún tiempo, Marcelino García Toral, entrenador del Villarreal, fue entrevistado para “El País”, y al preguntarle sobre los fichajes, sobre quién ficha en el submarino amarillo, respondió lo siguiente:



"Fichamos todos. Yo tengo una participación en las decisiones, no llega ningún futbolista sin que a mí me hayan preguntado mi parecer. Los de la Liga española los conozco bien a todos. Y las propuestas de fuera la secretaría técnica tiene un análisis más exhaustivo y luego me preguntan. Fichar es lo más difícil del mundo".

En ocasiones gastas 10 millones de dólares en alguien que no da mucho, que trabaja de manera inferior a lo que se pensaba, pero hay situaciones donde con poco dinero contratas a alguien de poco nombre, pero mucho fútbol y termina siendo ídolo de la afición.


No por ser el más caro, es el mejor. No por ser el más barato, es el peor. 




0 comentarios:

Publicar un comentario

Translate

Recibe nuestros mas frescos articulos de manera gratuita solo para ti.

Lo mejor del ultimo mes...

Google+ Seguidores

Pages - Menu

Nuestra hemeroteca